lunes, 3 de febrero de 2014

UGT denuncia que la Generalitat quiere hacer pagar dos veces por los informes de extranjería



BARCELONA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Ayuda Mutua de Inmigrantes en Catalunya (Amic)-UGT de Cataluña ha alertado este lunes de que el Govern quiere hacer pagar dos veces por emitir informes de extranjería al aplicar una tasa, puesto que la mayoría de ayuntamientos ya cobran para estas solicitudes.

La Consejería de Bienestar Social y Familia de la Generalitat ha emitido una circular que informa de que el 31 de enero se puso en marcha una tasa de 35 euros --prevista en la ley de acompañamiento de los Presupuestos-- para la emisión y notificación de informes de extranjería para el reagrupamiento familiar, el enraizamiento social y las renovaciones, ha informado este lunes el sindicato en un comunicado.

"Consideramos absolutamente abusivo que las personas inmigradas interesadas deban pagar dos tasas por un único acto" porque perjudica al ciudadano y no está pensado para él, sino para la comunidad de la administración, ha lamentado.

Ha recordado que la gran mayoría de personas que solicitan los informes --especialmente los casos de enraizamiento social-- sufren situaciones graves de paro y grave riesgo de exclusión social, y la doble imposición se une al encarecimiento del coste de la vida en servicios básicos como el transporte público y los gastos de vivienda y de salud.

El sindicato lamenta que los informes de extranjería se solicitan en los consistorios y la mayoría cobra una tasa por el procedimiento que, en algunos casos, supera los 100 euros, por lo que los afectados deberán pagar por duplicado con el nuevo impuesto del Govern.

Según UGT, la doble imposición podría ser un "trapicheo legal" con el argumento de que el hecho imponible no es el mismo, pero ha recordado que el ciudadano pide un único informe, independientemente de los intereses de los diferentes niveles de administración pública al gestionar la emisión de los informes.

En Catalunya, los municipios recogen las solicitudes de informes y hacen las gestiones necesarias --entrevistas, visitas-- para hacer una propuesta, y la Generalitat emite el informe y realiza su notificación.

viernes, 1 de noviembre de 2013

"En Ecuador no tengo nada y en España sólo deudas"

Más del 60% del medio millón de ecuatorianos que hay en España está en paro. La crisis económica les empuja a comprar el billete de vuelta, algo a lo que muchos ni siquiera pueden aspirar
Hacer las maletas, coger un avión y viajar a la otra parte del mundo en busca de un trabajo para vivir y enviar remesas a la familia que se queda. Este fue el destino de más de dos millones de ecuatorianos que fueron expulsados a la diáspora debido a la crisis económica en su país. Medio millón vinieron a España durante la última década. Son la comunidad emigrante hispano-hablante más numerosa en España, y la tercera después de rumanos y marroquíes.

Durante unos años muchos encontraron empleo, aunque a menudo era el que no querían los españoles. Pero la crisis bancaria también cruzó el Atlántico y ahora la vuelven a enfrentar en un país que no es el suyo. Más del 60% de los ecuatorianos que residen en España está en paro a día de hoy, entre 10 y 15.000 tienen problemas con el pago de sus hipotecas y 8.000 familias han sido ya desahuciadas, según los datos que manejan la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI) del Ecuador y la Embajada.

Ante este panorama, muchos han decidido volver a hacer las maletas y regresar a Ecuador, un país que en la actualidad se encuentra en su particular milagro con el impulso económico que se ha producido desde que la Alianza PAIS de Rafael Correa llegó al poder en 2006. Aunque no hay cifras oficiales, desde la Embajada afirman que en 2012 más de 50.000 ecuatorianos habrían vuelto a su país, apoyados por los distintos planes que ha promovido el Gobierno.

El Tribunal de Estrasburgo está estudiando los casos de varios ecuatorianos afectados por las hipotecas
Desde el 1 de marzo de 2013 se diseñó el programa piloto de asesoría jurídica gratuita desde la Embajada atendiendo de manera presencial a los afectados por la situación hipotecaria, en los Consulados de Ecuador en Madrid, Barcelona, Murcia y Valencia. Lo han hecho en colaboración con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). "Se han atendido a más de 9.600 ecuatorianos, tanto de manera presencial en los Consulados como en jornadas de asesoría colectiva, por medio de llamadas telefónicas y correos electrónicos", explica la embajadora ecuatoriana, Aminta Buenaño.

Con su colaboración, seis profesionales pertenecientes a la Cooperativa Kinema atienden dos días por semana a los afectados para prestarles toda la información y asesoramiento personalizado que necesiten. Además, la Embajada conjuntamente con la Defensoría del Pueblo de Ecuador ha llevado varios casos de personas afectadas por la hipoteca al Tribunal de Estrasburgo. Aún no ha habido resolución. Nunca es suficiente.

"Vine en busca de una vida mejor"
La de Janet Rivera es sólo una de las miles de historias de la tragedia de una crisis que se ceba con los más desfavorecidos de la sociedad. Vino de Ecuador hace 13 años y ahora, a sus 37, se ocupa ella sola de sus tres hijos en Oviedo. "Vine a buscar una vida mejor" cuenta. A los 15 días ya tenía trabajo limpiando una casa y, poco más tarde, comenzó a trabajar en la hostería. "Estuve dos años pensando que estaba legal y con seguridad, hasta que un día me enfermé, me di de baja y me di cuenta que no figuraba en la seguridad social. Me daban nóminas falsas". De ahí pasó a trabajar en otro sitio de hostería, ya legal, pero "eran demasiadas horas" y, con tres niños únicamente a su cargo, lo tuvo dejar por falta de tiempo. Se fue al paro.

"Estuve dos años pensando que trabajaba legalmente hasta que me enfermé y vi que no estaba en la seguridad social"
"Me formé por el INEM en 2006 y me metí a trabajar en un supermercado", en el que está hasta el día de hoy. "Con niños nadie me quería alquilar y me hipotequé". Con un sueldo de 700 euros y sin aval, la Unión de Créditos Inmobiliarios le dio una hipoteca de 82.000 euros. Ahora gano 900 euros y muchísimas deudas, tres niños. "Ahora gano 900 euros y tengo muchísimas deudas. Vivimos en un sexto piso, muy viejo y sin ascensor. Todos los años hay derramas de 1.000 euros y las pago. Pero en julio dejé de pagar la hipoteca, porque con los libros de los niños y todo, no llego a final de mes". Además, por problemas de salud, se ve obligada a dejar su trabajo, por lo que la pagar la hipoteca es totalmente imposible.

"Les he dicho que quería una dación en pago, porque tengo la oportunidad de tener una vivienda social. Y ellos no me responden, todavía no me han dicho nada" se lamenta Janet. De momento, ha recibido ayuda de la PAH. Los abogados le han dicho que, en su situación, la UCI va a tener que aceptar la dación den pago, pero ella no está segura, "no sé qué va a pasar". En cuanto a tomar el camino de regreso, tampoco lo tiene claro. "A mí me gustaría volver, pero necesitaría dinero para el pasaje y no tengo nada. Allí no tengo nada y aquí solo tengo deudas"

Vuelta a casa
Con un Ministerio que es de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, "Ecuador es pionero en la defensa de los derechos de sus emigrantes", explica Aminta Buenaño. "Nuestra Constitución, que yo misma ayudé a redactar porque fui asambleísta constituyente, tiene un artículo, el 40, que obliga al Estado a apoyar y defender a los migrantes, que habla sobre sus derechos" explica. De esta forma, en abril del presente año se puso en marcha el Plan Bienvenidos a Casa, que busca facilitar el regreso de los emigrantes ecuatorianos mediante la consecución de un puesto de trabajo. La oferta inicial fue de 20.000 puestos de trabajo, a los que se accede después de una selección.

"Muchos no tienen dinero ni para vivir aquí y no pueden plantearse volver"
También desde la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADE) está ayudando en esta labor. "Ha habido un gran incremento de la gente que viene pidiendo información a este respecto. Muchos preguntan sobre cómo regresar, pero de cada diez sólo uno o dos acaban volviendo realmente. Hay muchos que no tienen dinero para regresar", explica Juan Carlos Lucero, miembro y expresidente de FENADE. "Muchos no tienen dinero ni para vivir aquí y no pueden plantearse volver, con lo que cuesta el billete y llevarse todo. La gente se lo piensa dos o tres veces antes de volver", aclara.

Además, se han implementado otros programas adicionales. El Plan Tierra dirigido a los ecuatorianos que han estado trabajando en la agricultura en España. A través de él se han conformado ya 14 cooperativas, que engloban a 469 familias, y el objetivo es que en los próximos meses vayan regresando a hacerse cargo de 3.000 hectáreas que ha destinado el Gobierno de Correa para este plan. Con el Plan Ecuador Saludable en diciembre de 2011 hacen retornar a personal con formación sanitaria y el Plan Retorno de Maestros pretende retornar a su país de origen a las mejores cabezas para impulsar y fortalecer los nuevos planes educativos.

FUENTE: DIARIO PUBLICO.

domingo, 29 de septiembre de 2013

El camino hacia el sueño dorado.



La pasada semana tuvo a Melilla como noticia destacada en todos los medios de comunicación una avalancha humana sin precedentes protagonizada por unas 500 personas dio la vuelta al mundo en imágenes de vídeo realmente estremecedoras.

Pero no fue la única, durante los siguientes 3 días se sucedieron otras 3 nuevas avalanchas, con menor número de personas, 300 al segundo, 200 al tercero y la cuarta con unas 125 personas, con saldo trágico en este último intento, un fallecido, al parecer de un paro cardíaco.

Debido es estos sucesos los centro de internacion temporal de inmigrantes (CETI) ha visto desbordada su capacidad al punto de doblar la cantidad de personas que pueden recibir, razón por la cual la mitad de ellos están alojados en tiendas de campaña.

La mayoría de estos inmigrantes continuaran malviviendo en dichos centros a la espera de ser deportados, al menos los mayores de edad, que seguramente volverán a intentar una y otra vez regresar a suelo español. Algunos de ellos llevan años intentado atravesar primero las vallas de Melilla y luego el estrecho para al fin llegar al sueño dorado. Y yo me pregunto si nadie en el gobierno de iluminados que tenemos es capaz de pensar y proponer medidas disuasorias tanto para estas personas que esperan su oportunidad como para las mafias que explotan a los mismos.

Primero por que la inmensa mayoría de estas personas ni se pueden imaginar que su sueño dorado es poco más que una quimera, si al fin pueden ingresar de forma ilegal a España, situación que lo único que les garantiza es miseria, penurias, persecuciones, explotación, hambre, desolación y soledad. Una ínfima cantidad de los que lleguen ilegalmente tendrán la suerte de conseguir pasar 3 largos años y luego de ellos conseguir un contrato de trabajo que le permita acceder a regularizar la situación mediante el arraigo social.

Segundo por que cuesta creer que no sean capaces de perseguir y castigar a las mafias que operan en el estrecho, bastaría con ofrecer papeles a quienes denuncien con datos concretos y comprobables a estas mafias, ya verían ustedes cómo en poco tiempo combaten esta lacra.

Pero es mejor así, por que seguimos siendo noticia y por que no, una forma de desviar la atención de los verdaderos problemas que España padece.

De los miles de africanos indocumentados que vagan a lo largo y ancho del país podemos ver manteros, gorras, personas que viven de la mendicidad, algunos que venden algo en los semáforos y otros pocos que van trabajando en lo que pueden para, con suerte, malvivir durmiendo entre cartones y ratas. Y esa es una realidad que le podrían mostrar esta gente que quiere llegar a un dorado que no existe, por que vivimos en un país de más de 6 millones de parados y gobernado por una clase política que castiga a la clase media y a la poca existente que queda de la clase obrera.

Ya me gustaría ver que alguno de estos iluminados, directores y jerarcas de oficina haciendo algo que cambie esta triste realidad, que permita hacerle conocer a esta gente que salen de la sartén para meterse en las brasas, vamos, que alguien les entere que no vienen al dorado sino que llegan a un país que sigue creando una nueva clase social: la de emigrantes nini. Emigrantes españoles que buscan casi lo mismo que esta gente que espera en Melilla: un trabajo digno, o simplemente un trabajo.

Y nos queda un tema aún más delicado y más sombrío dentro de la inmigración ilegal en suelo español: las mafias chinas que ingresan miles y miles de compatriotas en suelo español a través de varios países, el tema de la inmigración ilegal es como el cuento de las mil y una noches, en el caso de los chinos indocumentados es imposible arriesgar una cifra pero sí se puede asegurar que son varios miles los que ingresan al año.

Basta el ejemplo de las cifras oficiales, el porcentaje es alucinante, en los últimos 10 años el número de chinos registrados por INE es de 175 mil y sólo en el 2012 se han registrado de forma legal 9500 chinos, pero los que han ingresado ilegalmente pueden superar holgadamente esta cifra.

Alguno podría imaginar que este comentario resulta discriminatorio cuando en realidad lo que pretendo con el mismo es hacer notar que el ingreso ilegal de ciudadanos chinos supera ampliamente el de los que atraviesan el estrecho. Con una diferencia: todos los chinos que ingresan de forma ilegal sí pasan a formar parte de la economía sumergida, o sea, pasan a formar parte de los miles de talleres clandestinos dedicados a la confeccion de prendas de vestir, por ejemplo.

El caso es que.

España sigue siendo el dorado para miles y miles de personas que una vez llegan a esta tierra descubren que la diferencia entre su tierra y esta es que aquí es muy poca.

sábado, 28 de septiembre de 2013

25294 MENOS.


Todo dato positivo tiene por desgracia su parte negativa, mientras el gobierno presidido por Mariano Rajoy lanza a los medios de comunicación cifras al alza en la Seguridad Social, evita dar detalles de que por cuatro meses consecutivos la cifra de extranjeros afiliados a la .S.S. continua a la baja.

Según afirmaciones vertidas por Fátima Báñez, responsable de emitir comunicaciones dentro del Ministerio de Empleo, si se analiza la variación interanual, el retroceso que presenta el colectivo inmigrante en el conjunto del sistema es de un 8.05 % frente al resto, que es de un 3.36%. Estos indicadores, asegura la misma responsable “revelan que se mantiene la tendencia ya apuntada en los meses anteriores, en el sentido de que la pérdida de empleo continúa afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales” y agrega que la pérdida de empleo continúa afectando con mayor intensidad a los extranjeros que a los nacionales y que eso empuja a los inmigrantes a volver a sus países o cambiar de destinos dada la paráisis del mercado de empleo español.

La comunidad autónoma con más afiliados extranjeros es Catalunya con un 23.70% del total registrado en el estado español, la cifra al mes de agosto era de 380. 989 extranjeros afiliados a la Seguridad Social.


Aún así, España es el estado miembro con más trabajadores no comunitarios, de hecho, dobla la media Europea, que es de un 4,4% .

Llama la atención que las noticias alentadoras que el gobierno español viene publicitando estos últimos meses chocan contra estas cifras que salen del propio Ministerio de Trabajo, no es que sea una contradicción pero son números tan oficiales como lo que a bombo y platillo anuncian y esto me lleva a preguntarme: ¿ son reales las cifras que el gobierno afirma en cuanto al descenso del paro?.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Teresa Losada, ángel de los ‘sin papeles’ barceloneses

Profesora de Lengua y Literatura árabe, dejó la universidad en los años setenta para ayudar a los inmigrantes magrebíes




Teresa Losada (Lugo, 1943) a mediados de los años setenta dejó su carrera como profesora de Lengua y Literatura Árabe en la Universidad de Barcelona para convivir de cerca con la inmigración pobre en Sant Vicenç dels Horts, en el cinturón de Barcelona. Allí entre las empinadas calles de los barrios de Sant Josep y la Guàrdia centró su actividad la comunidad de monjas franciscanas a la que pertenecía. Vivía en una pequeña casa con un jardín rebosante de flores. Trabajaba de cerca con lo que llamaba el islam tranquilo, constituido por inmigrantes sin papeles que intentaban recrear su país a cientos de kilómetros de distancia sin recurrir a las subvenciones de los Gobiernos corruptos, interesados en el control social e ideológico de sus súbditos. Ella acogía a ese islam autoorganizado, el que trabajaba en los andamios, las fincas agrícolas de Baix Llobregat o como vendedores ambulantes. “No hay problema de discriminación con los musulmanes que vienen a pasar sus vacaciones a Marbella”, solía repetir. Tenía autoridad moral sobre los inmigrantes de Sant Vicenç dels Horts. Su voz se hacía oír en los litigios domésticos, en los que con frecuencia debía defender a las mujeres magrebíes de los excesos autoritarios de sus maridos. A finales del mes pasado, un cáncer segó la vida de Teresa Losada.

En la calle de la Princesa de Barcelona instaló su sede la asociación Bayt Al-Thaqaha, que acogía a inmigrantes deseosos de integrarse y aprender catalán y castellano. La mayoría no tenía papeles, pero eso nunca la arredró. En cierta ocasión, una redada policial convirtió en un tímido cuarteto a la orquesta de música árabe que ensayaba en el local de la fundación. La actividad continuaba, porque el proceso migratorio con o sin papeles era imparable. Suplía la falta de medios con la voluntad de jornadas interminables y conversaba incesantemente con todos. Su labor le valió la Creu de Sant Jordi, concedida por la Generalitat en 2002, o el memorial Cassià Just en 2012

Teresa Losada solía desconfiar de los políticos y su aproximación al fenómeno migratorio. Aseguraba que la complejidad del islam no se conoce a través de las embajadas. Su profundo conocimiento hizo que con el tiempo los políticos le hicieran un hueco cuando necesitaban consultar a alguna experta “no oficial”. Pero recelaban de ella, pues no tenía contacto con los árabes poderosos. Era una gran admiradora de Khalil Gibran, un polifacético escritor cristiano maronita, y de los textos poéticos del maestro sufí Al Hallaj, ciertamente personajes no gratos para el islam oficial. El primero por infiel (cristiano que murió de cirrosis) y el segundo por ser exponente de esa libertad que detestan los burócratas religiosos, exégetas de grandes certitudes del libro sagrado.

martes, 27 de agosto de 2013

Muere Teresa Losada, la monja de los inmigrantes

La religiosa, licenciada en Semíticas, ejercía de mediadora con colectivos musulmanes

EFE / Barcelona

Teresa Losada, misionera franciscana conocida como la monja de los inmigrantes por su dedicación a este colectivo ha fallecido en Sant Vicenç del Horts (Baix Llobregat) a los 70 años de edad a consecuencia de un cáncer, según informa el Arzobispado de Barcelona.



Teresa Losada, en el 2010.

Gallega de nacimiento, Teresa Losada también fue consultora del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso de la Santa Sede. Era doctora en lenguas semíticas y su conocimiento del mundo árabe le hizo acercarse al Islam y a las comunidades musulmanas mucho antes de las oleadas migratorias de los años 90, asegura el Arzobispado de Barcelona.

El 1974 fundó el Centro Bayt Al-Thaqafa (Casa de la Cultura) y se convirtió en un referente en el diálogo entre los cristianismo y el Islam.

Actualmente esta entidad, formada por las Hermanas Franciscanas Misioneras de María y la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, atiende al año a más de 4.000 personas de origen árabe-musulmán con actividades como formación laboral, cursos de idiomas, talleres de promoción de la mujer, o asesoramiento legal.
Creu de Sant Jordi

Un equipo humano de más de 60 voluntarios y una veintena de profesionales hacen que Bayt al-Thaqafa sea un punto de encuentro entre la cultura catalana, española, del Magreb, de África Subsahariana, del Sudeste Asiático y de otros países árabes o musulmanes.

La religiosa fallecida recibió en el 2002 la Creu de Sant Jordi y en el 2012 se le entregó el Memorial Cassià Just.

La crisis provoca el primer éxodo de inmigrantes de las aulas

El curso pasado se escolarizaron 26.000 niños extranjeros menos que el anterior



La calidad de la educación en España ha sido uno de los motivos que ha frenado a muchas familias inmigrantes desempleadas a retornar a su país. Pero la precariedad es insostenible y por primera vez la cifra de escolares extranjeros ha bajado. En el pasado curso los estudiantes extranjeros no universitarios disminuyeron un 3,3% respecto al anterior (26.000 menos). De representar el 10,1% del total hace cinco años se ha pasado al 9,1% en la actualidad. “En el 2000 llegaban por chorreo los inmigrantes, luego se estabilizó y ahora se van por goteo”, explica Francesc Josep Sánchez i Peris, antropólogo de la Universidad de Valencia que ha estudiado su comportamiento en Gandía. “Que baje un 3% es una tendencia suave para la crisis que hay. En algunos países hay efecto llamada para que vuelvan, pero en otros el paro es el mismo que en España y, si tuvieron un trabajo, al menos están cobrando el paro”.


Francisco Javier García Castaño, catedrático de Antropología Social de la Universidad de Granada, incide en que no solo hay retorno: “Ha habido muchas nacionalizaciones, sobre todo de marroquíes y ecuatorianos. El aluvión de salidas no es tal. Y, además, los nuevos inmigrantes que llegan son ilegales sin hijos”.

Los europeos superan a los sudamericanos como la comunidad más numerosa

Las etapas educativas que se han visto afectadas por este éxodo inmigrante son educación primaria —pierde 17.000 alumnos (-6,3%)— y secundaria, que se deja a 11.400 (-5,3%). “Con todos los recortes los inmigrantes han salido muy mal parados. Desaparecen las aulas de enlace para los que no hablan el idioma, aumenta la ratio de alumnos por clase, se quitan las becas de comedor cuando son uno de los colectivos más pobres…”, sostiene Jurjo Torres, catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de A Coruña. El derrumbe no es mayor porque la educación infantil crece un 3,4% (5.000 niños más) gracias a que las extranjeras tienen más hijos. Otro cantar es la Formación Profesional, que sufre una subida muy significativa (35.000 estudiantes), a la que la comunidad extranjera contribuye con 776 alumnos más, una cifra similar en el bachillerato.

El marido de Isabel, tras dos años en paro, se acaba de volver a Managua. Ella se ha quedado en Alcalá de Henares con su hijo de 12 años. Limpia casas y ha alquilado su habitación a un matrimonio. Resiste porque en Alcalá se siente “segura” y su hijo está muy integrado en la escuela. “Nos cambiamos de casa y el nuevo colegio es un público bilingüe. Pensé que el niño iba a tener problemas pero saca muy buenas notas. Habla ya muy bien inglés”, cuenta orgullosa y preocupada. “Ya no hay beca de comedor y no sé de dónde voy a sacar los casi 200 euros de los libros. A ver si me puede echar una mano la asociación de padres”, confía. A Isabel le gustaría que, al menos, su hijo terminase el bachillerato.

La tarta del alumnado extranjero ha pasado a repartirse de otra manera. Los originarios de América del Sur han dejado de ser mayoría (29,5% del total, 222.000 estudiantes), muy lejos del 44% de hace una década. Desde que empezó la crisis han dejado las aulas, por ejemplo, casi 38.000 ecuatorianos y 16.000 colombianos. “Estos países están avanzando económicamente de una forma muy rápida y sus sistemas educativos —con resultados en las evaluaciones internacionales peores que España— también están mejorando y el retorno es menos dramático”, opina Torres.

Fuente: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. / EL PAÍS

El viceministro de Educación de Ecuador, Pablo Cevallos, daba cuenta recientemente de esta mejoría educativa en EL PAÍS: “De 1996 a 2006 el Estado perdió la rectoría de la educación pública y el control del currículum, el de los precios, faltaban recursos y había una pésima cobertura de centros que dejaban zonas sin escolarizar. Pero desde que llegó nuestro Gobierno en 2006, el presupuesto educativo desde Primaria a bachillerato pasó de 1.000 millones de euros al triple”. Licenciados ecuatorianos desempleados están retornando como maestros y profesores. La convocatoria se abre ahora también a españoles.

La mayoría lleva muchos años en España y su integración es alta

El primer puesto lo encabeza Europa con el 30,1% del alumnado (124.700 colegiales), frente al 25,7% de hace 10 años (79.00). La mayor comunidad es la rumana, que ha escolarizado a 15.000 niños más que cuando empezó la crisis. “Vienen de una cultura que premia el trabajo y el capital cultural y eso se ve en su rendimiento”, explica Torres. La subida de Asia es imparable. Ha pasado de ser el 4,9% hace una década al 7,5%, con China a la cabeza. “Son comunidades cerradas, con problemas para sociabilizar pero que centran muchos esfuerzos en la educación, rivalizan para ser los mejores”, prosigue Torres.

“En Sevilla capital hay más alumnos chinos que de otras nacionalidades”, cuenta José María Fernández Batanero, del Departamento de Didáctica de la Universidad de Sevilla. “Son muy disciplinados. Aunque trabajen en el bazar traen los deberes hechos. Se están yendo muchos sudamericanos y los magrebíes faltan mucho a clase. Marruecos está al lado y van y vienen”, sigue. Los marroquíes aportan 43.000 alumnos más que en 2008 al cómputo extranjero. “Su tasa de reproducción es mucho más alta que la española. Pero como muchos son ya españoles de carné son invisibles a las estadísticas y cada vez los guetos son mayores”, sostiene el catedrático gallego.

El éxodo no les ha afectado de la misma forma. Ha sido especialmente notorio en Baleares, Madrid, Murcia, Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana. Cuanto antes los niños se escolaricen en España mayor es la integración y los de ahora casi todos llevan años. Por eso la conflictividad ha ido decayendo. “Por ejemplo, hubo mucha alarma con los latin kings”, recuerda Sánchez i Peris, “y luego se quedó en nada”.