miércoles, 15 de julio de 2015

El Nuevo Proceso de Nacionalidad española por residencia ya tiene fecha


El 15 de octubre de 2015 entrará en vigor el nuevo proceso de nacionalidad española por residencia.

Hace algún tiempo venimos indicando que el proceso de solicitud de nacionalidad española por residencia sufrirá algunas modificaciones, tal y como nos comunicó el Subdirector General de Nacionalidad y Estado Civil en el XXV Encuentro de la Abogacía sobre Derecho de Extranjería y Asilo que se celebró en Málaga del 4 al 6 de junio de 2015.

Si bien teníamos la certeza de que así sería, y que se produciría a partir del mes de octubre, no sabíamos la fecha exacta de su entrada en vigor. Sin embargo, ya podemos confirmar que el nuevo proceso de nacionalidad española comenzará el próximo 15 de octubre de 2015. Así ha sido publicado esta mañana en el Boletín Oficial del Estado (BOE Núm. 167) por la Ley 19/2015, de 13 de julio, de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil.

examen de nacionalidad

Según la Disposición final séptima de dicha ley, así será el procedimiento para la obtención de la nacionalidad española por residencia:

1.- El procedimiento para la concesión de la nacionalidad española por residencia se regirá por lo dispuesto en el Código Civil, por lo previsto en esta disposición y en el reglamento que la desarrolle. En este reglamento se incluirán las especialidades propias del procedimiento para el personal al servicio de las Fuerzas Armadas.

2.- La tramitación del procedimiento tendrá carácter electrónico y su instrucción corresponderá a la Dirección General de los Registros y del Notariado. Todas las comunicaciones relativas a este procedimiento se efectuarán electrónicamente.

3.- El cumplimiento de los requisitos exigidos por el Código Civil para la obtención de la nacionalidad española por residencia deberá acreditarse mediante los documentos y demás pruebas previstas en la ley y reglamentariamente.

La acreditación del suficiente grado de integración en la sociedad española requerirá la superación de dos pruebas.

La primera prueba acreditará un conocimiento básico de la lengua española, nivel A2 o superior, del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas del Consejo de Europa, mediante la superación de un examen para la obtención de un diploma español como lengua extranjera DELE de nivel A2 o superior. Los solicitantes nacionales de países o territorios en el que el español sea el idioma oficial estarán exentos de esta prueba.

En la segunda prueba se valorará el conocimiento de la Constitución española y de la realidad social y cultural españolas.

Dichas pruebas serán diseñadas y administradas por el Instituto Cervantes en las condiciones que se establezcan reglamentariamente.

Estarán exentos de la superación de las pruebas mencionadas los menores de dieciocho años y las personas con capacidad modificada judicialmente.

4.- El procedimiento al que se refiere este artículo estará sujeto al pago de una tasa de 100 euros. Constituye el hecho imponible de la tasa la solicitud de iniciación del procedimiento para obtener la nacionalidad española por residencia y estará sujeto a ella el interesado, sin perjuicio de que pueda actuar por representación y con independencia del resultado del procedimiento. La gestión de la tasa corresponderá al Ministerio de Justicia, que regulará cómo ha de efectuarse el pago de la misma.

Disposición final octava. Habilitación reglamentaria.

1.- Mediante Real Decreto, a propuesta del Ministro de Justicia, se aprobará el reglamento por el que se regule el procedimiento electrónico para la obtención de la nacionalidad española por residencia.

2.- Se habilita al Ministro de Justicia para dictar las disposiciones que sean necesarias para la ejecución de lo establecido en esta Ley.

Disposición final décima. Entrada en vigor.

La presente Ley entrará en vigor el 15 de octubre de 2015, salvo el apartado diez del artículo segundo y el apartado 1 de la disposición derogatoria única, que entrarán en vigor el día siguiente al de su publicación en el “Boletín Oficial del Estado”.

Aún falta que se publique el reglamento que desarrollará el nuevo proceso de solicitud de nacionalidad española por residencia pero, al menos, ya podemos garantizar que el trámite dejará de ser gratuito a partir del próximo 15 de octubre de 2015.

jueves, 16 de abril de 2015

Los hijos de ecuatorianos nacidos en España, son ecuatorianos


Los hijos de ecuatorianos nacidos en España tendrán la nacionalidad ecuatoriana, según establece la Ley de Ecuador

Muchas veces pensamos que al residir en España y tener un hijo en este país, nuestro hijo va a poder obtener la nacionalidad española de forma automática. Sin embargo, esto no es así.

El derecho a obtener la nacionalidad española depende de lo establecido por nuestra propia ley nacional, es decir, lo que establezca la normativa de nuestro país de origen sobre las formas de naturalización, o de obtener la nacionalidad, que se regirá según el principio de “ius soli” o de “ius sangui”.

El principio “ius sangui” establece que la nacionalidad se obtiene por derecho de sangre, es decir, que el recién nacido tendrá la misma nacionalidad de sus padres, con independencia del país en el que nace.

nacionalidad ecuatorianaPor el contrario, el principio “ius soli” establece que la nacionalidad se obtiene por “derecho de suelo”, es decir, que se tendrá la nacionalidad del país en el que se ha nacido, con independencia de la nacionalidad de los padres.

Debido a este principio “ius soli” y a las formas de adquirir la nacionalidad española establecidas en la legislación nacional, los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecen de nacionalidad o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad (porque siguen este criterio de “derecho de suelo”), podrán solicitar la nacionalidad española con valor de simple presunción, evitando así que el menor nacido en España carezca de nacionalidad.

En España rige el principio de “ius sangui”, por lo que los hijos de los españoles serán españoles nazcan donde nazcan.

La mayoría de los países latinoamericanos se regían por el principio “ius soli”, por lo que concedían la nacionalidad sólo a aquellos menores que hubieran nacido en el país, por lo que los hijos nacidos en España no obtenían la nacionalidad de los padres de forma autómatica, salvo solicitud expresa de estos, por lo que en la mayoría de los casos podían solicitar la nacionalidad española con valor de simple presunción. Pero con los flujos migratorios y el importante número de nacionales que han dejado los países de origen, algunos de estos países han cambiado su legislación para aplicar el principio de “ius sangui”.

Este es el caso de Ecuador, que en el año 2008 modificó su Constitución estableciendo este nuevo criterio de naturalización, indicando que “los ecuatorianos lo son por nacimiento o por naturalización”.

Así, el artículo 8 de la Carta Política del Ecuador establece que “son ecuatorianas y ecuatorianos por naturalización las siguientes personas:

1. Las personas que obtengan la carta de naturalización.

2. Las personas extranjeras menores de edad adoptadas por una ecuatoriana o ecuatoriano que conservarán la nacionalidad ecuatoriana mientras no expresen voluntad contraria.

3. Las personas nacidas en el exterior de madre o padre ecuatorianos por naturalización. Mientras sean menores de edad, conservarán la nacionalidad ecuatoriana si no expresan voluntad contraria.

4. Las personas que contraigan matrimonio o mantengan unión de hecho con una ecuatoriana o un ecuatoriano, de acuerdo con la ley.

5. Las personas que obtengan la nacionalidad ecuatoriana por haber prestado servicios relevantes al país con su talento o esfuerzo individual.

Nota Quienes adquieran la nacionalidad ecuatoriana no estarán obligados a renunciar a su nacionalidad de origen. La nacionalidad ecuatoriana adquirida por naturalización se perderá por renuncia expresa.

Por lo tanto, los hijos de ecuatorianos nacidos en España son también ecuatorianos y no podrán solicitar la nacionalidad española por valor de simple presunción, sino que previamente deberán obtener una autorización de residencia en España como ecuatorianos y, al año de tener dicha tarjeta, podrán solicitar la nacionalidad española por residencia.

EEUU intensifica los controles de entrada a los “nuevos españoles”


Más control en el embarque y en la entrada a los aeropuertos americanos para los ciudadanos españoles.

Ya lo veníamos advirtiendo desde hace algunos meses, casos puntuales de mayor control por parte de la autoridades americanas a los españoles que viajan a ese país sin un motivo definido.

Estados Unidos no exige visado a los ciudadanos españoles para estancias inferiores a 90 días. Basta con rellenar un formulario ESTA indicando el lugar donde vamos a residir, y contestando una serie de preguntas para, como norma general, viajar a ese país sin problema. El visado de corta duración queda limitado a casos concretos.

Ahora bien, la no exigencia de visado no quiere decir que los ciudadanos españoles no tengamos que cumplir una serie de requisitos para entrar y permanecer en Estados Unidos por un periodo máximo de 90 días.

Con la crisis, y sobre todo, con la concesión de nacionalidad española a cientos de miles de extranjeros residentes en los últimos meses, muchos españoles, originarios y de los “nuevos”, han decidido fijar como posible país de destino laboral el norteamericano. Y esas intenciones “laborales” no son compatibles con la entrada “sin visado” ya que para trabajar en Estados Unidos, de la misma forma que ocurre en España, es necesario cumplir una serie de requisitos, entre los que están disponer de una oferta de trabajo y obtener el correspondiente visado de trabajo.

Así las cosas, son ya unos cuantos los nuevos españoles que ya nos han contado cómo se han incrementado los controles.

Por ejemplo, si habéis viajado alguna vez a Estados Unidos lo sabréis. Cuando se realiza en embarque en el aeropuerto, el personal de la compañía aérea siempre te realiza un entrevista antes de subir al avión, aunque te haya sido aprobada la ESTA. Ya conocemos casos en los que, en ese mismo momento, se deniega el embarque al existir indicios suficientes como para determinar que el objeto de la entrada o viaje no es el de visita turística o familiar, sino que esconde una finalidad laboral. En estos casos, el personal responsable del embarque te invita amablemente a que procedas a solicitar un visado de entrada a través del Consulado de USA en Madrid.

Otro caso de ejemplo es el de un español recién nacionalizado de origen dominicano. Nada más conseguir su nacionalidad decide ir a visitar a su hermana en Estados Unidos. Cuando llega al aeropuerto de destino, las autoridades de inmigración lo retienen durante cuatro horas formulándole preguntas sobre el objeto y motivos de su entrada en Estados Unidos.

Lo más curioso de todo esto es que, en un momento concreto, el policía de inmigración norteamericano le indica que ellos conocen que él ha estado durante los dos últimos años en situación de desempleo y girando su pantalla de ordenador, parece que, efectivamente tienen acceso a esa información. Esta persona se queda absolutamente asombrada y, sólo gracias a que su hermana realmente está esperándolo en el mismo aeropuerto, le dejan entrar al país, limitándole eso sí, la estancia a sólo un mes. ¿Tienen realmente las autoridades norteamericanas información sobre la situación de empleo de los ciudadanos españoles?. No sé si se trataba de un farol o realmente esa información era conocida por el policía de inmigración, pero el caso es que mi cliente se quedó realmente sorprendido por ver cómo conocían su vida laboral española. Ahí lo dejo.

miércoles, 15 de abril de 2015

Concesión de la tarjeta de residencia al cónyuge de español sin necesidad de aportar medios económicos


Una Sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo Nº 6 de Málaga concede la tarjeta de residencia al cónyuge de un español sin necesidad de aportar medios económicos

Sin duda esta es una noticia muy importante que puede facilitar las futuras concesiones de tarjeta de residencia en régimen comunitario a los cónyuges de ciudadanos españoles.

Con fecha de 31 de marzo de dos mil catorce, el Juzgado Contencioso-Administrativo Nº 6 de Málaga, en Sentencia Nº 99/14, acordó la concesión de la autorización de residencia de familiar de ciudadano comunitario a un extranjero, casado con una española, y con una hija en común (también de nacionalidad española) a quien previamente la Oficina de Extranjeros había denegado por no acreditar medios económicos.

La denegación que se recurre ante el Juzgado Contencioso-Administrativo de Málaga establecía como motivos para dicha denegación no acreditar el cumplimiento de las condiciones contempladas en las letras a), b), o c) del apartado 1 del Art. 7 del RD 240/2007, y ello en relación con lo establecido en su apartado 2º. En concreto, el punto b) que establece: “disponer para sí y los miembros de su familia, de recursos suficientes para no convertirse en una carga para la asistencia social en España durante su período de residencia así como de un seguro de enfermedad que cubra todos los riesgos en España”.

residencia comunitariaEn este sentido, determina dicho juzgado que debe considerarse en primer lugar el hecho de que el demandante es cónyuge de una ciudadana española y que, por tanto, este ciudadano extranjero “ha constituido una familia en España, de modo que se fomentan las circunstancias precisas y excepcionales de arraigo en territorio español y reagrupación e integración familiar por las que debiérase admitir su solicitud de Tarjeta Familiar de Residente Comunitario, no constando acreditada una patente y extrema insuficiencia económica de la cónyuge comunitaria del solicitante (…). Por lo que procede estimar que los requisitos determinados reglamentariamente se cumplimentan en el presente supuesto. No acreditándose por la Administración demandada en todo caso y de manera fehaciente que la Sra. supone una carga para la asistencia social en España durante el período de residencia del actor“.

Es decir, considera el juzgado que el hecho de poseer pocos recursos económicos y/o no contar con un contrato de trabajo en la actualidad no es motivo suficiente para la denegación de una autorización de residencia para el cónyuge, y que por tanto la Administración Pública no puede basarse en este criterio de manera tan subjetiva, mas cuando no puede afirmar ni demostrar que efectivamente se constituya una carga para la asistencia social en España.

Es más, considera la sentencia que el hecho de denegar una autorización de residencia por razones meramente económicas implica una situación de discriminación que vulnera el derecho a vivir en familia de los ciudadanos españoles, sin atender a la actual situación de crisis por la que atraviesa España, y que igualmente es dictada sin tener en cuenta la propia Recomendación del Defensor del Pueblo realizada a la Secretaría General de Inmigración, que ya alertaba de esta situación de discriminación y que, por tanto, están vulnerando derechos recogidos tanto en la Constitución Española como en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Así lo establece la sentencia:

“Otros motivos abundan en dicha conclusión estimatoria. En este sentido, la consecuencia de la aplicación de los requisitos del ap. 1 del Art. 7 del RD 240/2007 es la posibilidad de que los familiares de los ciudadanos comunitarios pase a encontrarse en situación irregular en España si no acreditan sus cónyuges comunitarios, dichos requisitos y que se exigen para la residencia superior a tres meses, provocando con ello la existencia de una categoría de españoles ilícitamente discriminados por la circunstancia de que sus esposos/esposas no puedan residir legalmente en el Reino de España, mediante la introducción de restricciones como la que nos ocupa, de orden económicos (ingresos y seguro de enfermedad), sin perjuicio de la realidad social de crisis económica generalizada presente en España. Considerando igualmente que el Defensor del Pueblo, recientemente, ha emitido una importante recomendación a la Secretaría General de Inmigración y Emigración en la que considera que “Se ha producido pues una diferencia de trato en categorías de personas, (cónyuges de ciudadanos españoles) en situaciones subjetivas equiparables (matrimonio civil inscrito en el Registro Civil …). La distinción normativa relativa a la existencia de medios económicos y acreditación de seguro médico a fin de disfrutar del derecho de residencia en nuestro territorio resulta una distinción infundada y discriminatoria, puesto que dicha diferencia de trato no ha sido objeto de una justificación objetiva y razonable, ni persigue una finalidad constitucionalmente legítima, ni es proporcional atendiendo a la debida ponderación de los bienes, derechos y valores en juego“, concluyendo en definitiva que la equiparación de los cónyuges de español a la de los cónyuges de ciudadanos de otro Estado de la UE estaría vulnerando tanto el, como el derecho a la vida en familia del artículo 8 de Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales artículo 14 de la Constitución Española, por cuanto se estaría discriminado a los españoles casados con cónyuges extracomunitarios respecto a aquellos casados con cónyuge español o comunitario. Y todo ello partiendo del derecho personal de todo ciudadano español a constituir una familia según sus personales decisiones, y que la misma sea objeto de tutela, no en abstracto sino de modo concreto una familia concreta formada por la actora y su esposo.

Argumentos que avalan la estimación de la demanda, situándose un último motivo que refuerza la anterior conclusión como es que la denegación de la tarjeta de residencia solicitada le produciría al demandante unos perjuicios que afectarían a su esfera personal y por tanto deberá prevalecer el interés particular del mismo, estimando la situación de arraigo como determinante de la estimación de la demanda, en la medida en que cualesquiera que hayan sido las circunstancias previas, la no renovación de la residencia del recurrente supondría de facto la ruptura o imposibilidad de la relación paterno-filial por continuar el menor con su padre. La tutela de los derechos de la menor sólo puede lograrse si la Administración competente (o, en su caso, los órganos judiciales en el despliegue de sus funciones de control de legalidad de los acuerdos que dicte tal Administración) reconoce a su padre el derecho a permanecer, con tintes de legalidad, en territorio español. Y como, en cualquier caso, ha de primar la interpretación más favorable a la reagrupación familiar, procedente resulta la estimación de la pretensión actora.”

El número de extranjeros residentes en España se sitúa en 4.925.089 personas


El número de extranjeros en régimen de libre circulación UE asciende a 2.773.707 y en régimen general a 2.151.382

El número de extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor se sitúa en 4.925.089 personas, según la Estadística de Extranjeros residentes en España a 31 de diciembre de 2014 elaborada por el Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI) de la secretaría general de Inmigración y Emigración.

Del total de residentes extranjeros, 2.773.707 corresponden al régimen de libre circulación UE (ciudadanos UE y familiares nacionales de terceros países), es decir, el 56,32% del total y 2.151.382 al régimen general, el 43,68%.

OFICINA DE EXTRANJEROSDurante 2014 el número de extranjeros ha descendido en 18.538, un 0,37%, como consecuencia de la disminución en 101.068 personas en el régimen general y del incremento en 82.530 en el de libre circulación UE.

A lo largo del año, en torno a 180.000 extranjeros en régimen general ha accedido a la nacionalidad española, siendo este uno de los motivos principales del descenso en dicho régimen.

Los extranjeros con mayor presencia en España son los nacionales de Rumanía (953.183), Marruecos (770.735) y Reino Unido (275.817). Los extranjeros cuyo número más ha aumentado en 2014 son los nacionales de Italia (6,09%), Reino Unido (3,87%) y Rumanía (2,69%).

Los mayores descensos corresponden a los procedentes de Ecuador (-13,94%), Colombia (-13,81%) y Bolivia (-12,27%), principalmente a causa del acceso a la nacionalidad española de estos colectivos.

Cataluña (1.085.523), Comunidad de Madrid (798.187), Andalucía (676.613) y Comunidad Valenciana (660.194) agrupan un total de 3.220.517 extranjeros, es decir, el 65,47% del total de extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor. Por otro lado, las comunidades autónomas con menor número de extranjeros son Cantabria, Principado de Asturias, La Rioja y Extremadura.

RÉGIMEN DE LIBRE CIRCULACIÓN UE

El número de extranjeros en el régimen de libre circulación UE es de 2.773.707, el 56,32% del total, lo que supone un incremento de 82.530 personas (3,07%) en variación anual.

El número de ciudadanos UE a 31 de diciembre de 2014 asciende a 2.403.127 y a 370.580 en el caso de los familiares nacionales de terceros países.

Rumanía es el país que cuenta con un mayor número de residentes en España, un total de 953.183 extranjeros, seguido por Reino Unido (275.817 extranjeros) e Italia (217.524 extranjeros).

RÉGIMEN GENERAL

El número de extranjeros residentes en Régimen General es 2.151.382, el 43,68% del total. Esta cifra supone un descenso interanual de 101.068 extranjeros, un 4,49% menos.

El colectivo con mayor presencia de extranjeros en este régimen sigue correspondiente a los marroquíes, con un total de 734.297 personas. Le sigue China con 187.390 y Ecuador con 172.577.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Visados resueltos por el Consulado de España en La Paz (Bolivia)

Listado de respuestas de visados concedidos del 3 de julio al 3 de septiembre por el Consulado de España en La Paz (Bolivia)


Para todos aquellos que desean conocer si la solicitudde visado en la Embajada de España en La Paz, Bolivia, ha sido resuelta, el propio consulado, a través de su web, publica la lista de visados resueltos favorables, los inadmitidos a trámite, las respuestas negativas, la resolución de los recursos de reposición admitidos y la resolución de recursos de reposición negativos.
En esta entrada, puedes consultar los visados resueltos por el Consulado General de España en La Paz, Bolivia, desde el 3 de julio de 2014 hasta el 3 de septiembre de 2014.
últimos visados concedidosPuedes ver la lista en el siguiente enlace:
Los ciudadanos con domicilio en La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Cochabamba, deberán presentar las solicitudes de visado o documentos para legalizar en laEmbajada de España en La Paz.
La Embajada de España en La Paz representa a los siguientes países del espacio Schengen: ESPAÑA, AUSTRIA, BÉLGICA, FRANCIA, GRECIA, PORTUGAL Y REPÚBLICA CHECA, POR LO TANTO, SI SU VIAJE ES A ALGUNO DE ESTOS PAISES DEBERÁ SOLICITAR SU VISADO ANTE NUESTRA EMBAJADA.
Las solicitudes de visado de corta duración (Schengen) se presentarán en las oficinas de DHL.
DETERMINACIÓN DEL CONSULADO COMPETENTE PARA LA PRESENTACIÓN DE LA SOLICITUD DE VISADO
Cómo establecer cuál es el Estado miembro competente atendiendo al destino del viaje del solicitante:
1. Si el destino del viaje es un Estado miembro, debe tramitar la solicitud el consulado de ese Estado miembro.
2 Si el destino del viaje incluye varios Estados miembros, debe tramitar la solicitud el consulado del destino principal. Se entiende por «destino principal» aquel en el que el solicitante tiene intención de pasar más tiempo o en el que se lleva a cabo la finalidad principal del viaje.
Horario de atención al público: de Lunes a Viernes 9:00 a 13:00 en la Embajada.
El interesado deberá acudir personalmente a la Embajada para tramitar su visado. Para que el expediente sea admitido a trámite, el interesado deberá abonar la tasa consular correspondiente y presentar la documentación requerida. La Embajada recomienda presentarse cuando se tengan todos los documentos necesarios.
Tras la presentación del expediente completo, los visados de corta duración (menos de 90 días) tienen una tramitación de 15 días, mientras que para los de residencia o larga duración es de entre uno y tres meses.
El importe del visado no es reembolsado en caso de denegación. En este caso, los interesados pueden presentar en esta Embajada un Recurso Potestativo de Reposición, en el plazo de un mes a partir de la fecha de la notificación de la denegación del visado; o Recurso contencioso-administrativo ante la sala correspondiente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el plazo de dos meses.
Esta Embajada sólo admitirá los Recursos Potestativos de Reposición, firmados por el solicitante de visado o su representante legal y que se reciban en la Embajada, o por correo certificado. No se tendrán en cuenta los Recursos recibidos por cualquier otro medio. La contestación a los Recursos recibidos en tiempo y forma estará a disposición de los solicitantes transcurrido un mes de la fecha de su recepción.
Si esta información te ha sido útil no olvides compartirla con tus amigos y conocidos.

La entrada a España de colombianos y peruanos familiares de españoles después de la supresión del visado


Los colombianos y peruanos familiares de españoles podrán entrar de forma sencilla a España cuando se suprima la necesidad de visado Schenguen de corta duración.

Miles de colombianos y peruanos esperan la confirmación oficial por parte de la UE sobre la supresión de los visados de entrada al espacio Schenguen.
Como sabéis, el trámite está bastante avanzado y, si todo va como parece, antes de final de año o principios de 2015, los colombianos y peruanos no tendrían la obligación de conseguir un visado de corta duración cuando quieren hacer una visita a España inferior a 90 días.
Esta medida tendrá igualmente importantes ventajas para aquellos colombianos y peruanos, familiares de Españoles, que vengan a vivir con éstos a España, en particular en el caso de ascendientes y descendientes mayores de 21 años.
En la actualidad, si un Español quiere reagrupar a sus padres colombianos o peruanos o a sus hijos mayores de 21 años es necesario acreditar que éstos viven a cargo del ciudadano español, es decir, que dependen económicamente de él.
Y si hay alguna causa por la que son denegados en la actualidad visados de familiares de ciudadanos españoles o comunitarios es precisamente por esta causa. Los padres de españoles y los hijos mayores de 21 años deben someterse a este control sobre el cumplimiento de este requisito de “vivir a cargo” y nuestrosconsulados en Lima y Bogotá deniegan un gran número de visados para estos familiares bajo el supuesto de “no vivir a cargo”.
Con la supresión de los visados de corta duración Schenguen para peruanos y colombianos, también se suprimirá la necesidad de pedir visados para los familiares de españoles que desean reunirse o acompañar a éstos en España y decidan luego solicitar la Tarjeta Comunitaria para vivir en nuestro país. Y sin duda, esto ocasionará una enorme ventaja a la hora de la entrada a España de estos familiares que no tendrán que someterse a la decisión consular que ha día de hoy impide en muchos casos el ejercicio de un real y efectivo derecho a vivir en familia de los españoles con sus padres o hijos mayores de 21 años.
La entrada, no obstante, deberá realizarse acreditando la condición de familiar de español (según establece el RD 240/2007) y con aquellos documentos demostrativos de la dependencia económica, la voluntad de reagrupar de ciudadano español, etc.
Una vez en España, podrá realizarse la solicitud de la tarjeta comunitaria siempre y cuando el extranjero familiar de español o comunitario desee quedarse más de 90 días y siempre y cuando se cumplan los requisitos de dependencia económica, recursos económicos y sanitarios exigidos en la normativa.
fuente; para inmmigrantes.info